Carina Tomasi

Carina Tomasi

Departamento Legal y Gestión de Conflictos en Consultora Manager Empresarial

Texto ponencia

– ABOGADA UNR.
– MEDIADORA Colegio de Abogados de Rosario.
– MEDIADORA PREJUDICIAL Ley 13.151.
– MEDIADORA privada del Centro de Mediación del Colegio de Abogados de Rosario.
– DIRECTORA del Centro de Mediación del Colegio del Colegio de Abogados de Rosario, Años 2018, 2019, 2020.
– Docente y Capacitadora Derecho Comercial (UNR 2005 – 2014 y San Nicolás Año 2015-2016), Derecho Laboral, Mediación y Abordaje de Crisis Sociales (Organismos y Empresas).
– Docente del Centro de Mediación del Colegio de Abogados de Rosario.
– Cibermediadora del Registro ODR Latinoamérica.
– Docente en la Diplomatura de Abordaje de Crisis Sociales (UAI).
– Miembro del Instituto de Mediación del CAR.
– Titular del Centro de Mediación “Integral Resolución Adecuada de Conflictos”, habilitado por la Subsecretaría de Acceso a la Justicia de la provincia de Santa Fe.
– Coordinadora y docente a cargo del primer curso de formación de Mediadores Educativos del Colegio de Abogados de Rosario.
– Mediadora en el área de la Educación.
– Lideresa de la Red Internacional de Mujeres para la Paz, nodo Santa Fe.
– Docente invitada en el área de mediación en diferentes instituciones formadoras y activadora en organizaciones por la paz.
– Facilitadora de Círculos de Paz.
– Directora Académica del Centro de Resolución de Conflictos CPR.
– Autora de diversas publicaciones y proyectos sobre Mediación y Derecho.
PUBLICACIONES PROPIAS
• LIBRO “LEY COMENTADA DE MEDIACION PREJUDICIAL OBLIGATORIA DE LA PROVINCIA DE SANTA FE N° 13.151” Editorial Juris, Directoras Dra. Carina Tomasi y Dra. Alicia Dologaray, obra colectiva, noviembre, año 2012.
• ANALISIS PRÁCTICO DE LA IMPLEMENTACION DE LA MEDIACION, Dra. TOMASI, EDITORIAL JURIS ON LINE, Año 2015.
• NUEVAS MODIFICACIONES AL SISTEMA DE MEDIACION EN LA PROVINCIA DE SANTA FE, Dra. TOMASI, EDITORIAL JURIS ON LINE, Septiembre del año 2015.
• DJuris282 – “Comentario al PRIMER FALLO FAVORABLE DE COBRO DE SANCIÓN POR INASISTENCIA A MEDIACIÓN”, Dra. TOMASI, EDITORIAL JURIS ON LINE, Junio del año 2016.
• “IMPACTO DE LOS RECLAMOS DE DAÑOS Y PERJUICIOS LABORALES EN LAS MICRO, PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS”, Dra. Carina María de Luján Tomasi y Lic. Julieta Sánchez, mayo, año 2012.
• “ANALISIS DEL NUEVO PROYECTO DE LEY SOBRE MEDIACION EN LA PROVINCIA DE SANTA FE. SU IMPACTO EN EL SISTEMA JUDICIAL Y EN LAS INCUMBENCIAS PROFESIONALES”, Dra. Carina María de Luján Tomasi, ERREIUS, Año 2009, Mes 11.
• “EMPODERAMIENTO DE NIÑAS, ADOLESCENTES Y MUJERES: EDUCACION PARA LA PAZ”, Ebook Red Internacional de Círculo de Mujeres de Paz, Obra colectiva, Agosto 2020.

USO DE NUEVAS TECNOLOGIAS EN LA MEDIACION PREJUDICIAL OBLIGATORIA Y ACCESO A LA JUSTICIA DE LA PROVINCIA DE SANTA FE – ARGENTINA

La vida nos trae experiencias, de las que surgen aprendizajes, nuevas ideas y oportunidades. Algunas son agradables y otras, como la que está transitando el mundo, trajo consigo dejar a la luz, todo aquello que ocurría, pero no siempre veíamos con detenimiento. Ello ocurrió en todos los ámbitos de la vida. Mostró las virtudes, pero también las falencias de la sociedad, instituciones, gobiernos, familias y personas. Nos llevó a realizar un autoexamen y volver a empezar. El mundo se paralizó, pero la vida continuó.

Y allí estaba de repente, todo sobre la mesa. Había que pensar que hacer en medio de una pandemia, en un estado de incertidumbre total y observando como los sistemas de salud, de economía, entraban en un colapso a nivel global.

Allí, comenzó la transformación obligatoria y necesaria, de nuestra forma de pensar. El encierro y la pandemia la profundizaban. En algunos generaba angustia, en otros generaba ideas para poder continuar con una vida diferente, pero que permita al ser humano subsistir, aprender, trabajar.

Al mismo tiempo, seguían ocurriendo conflictos en la sociedad -los de siempre y se agregaban nuevos-, que surgían precisamente por la nueva realidad que estábamos viviendo. Aquellos que no podían resolverse entre las partes, debían acudir a la justicia, pero nos encontrábamos con tribunales cerrados, donde sólo se atendían algunas causas concretas, de urgencia o gravedad. Pero urgente para las partes, -cuando están en un conflicto-, puede ser todo. Las personas poseen necesidades, historias, objetivos diferentes, independientemente de la materia que trate, esa crisis que atraviesan.

Ante esta situación existían conflictos, que no encontraban respuesta. Lo que provocaba un aumento de las circunstancias y emociones que rodean a ese conflicto, acrecentándolo en muchos casos y desgastando a las partes en otros. La justicia quedó paralizada por el contexto en muchos territorios. Más allá de la opinión que podemos emitir respecto a esta situación insostenible, era indispensable encontrar la manera, en que la sociedad, tenga acceso a la justicia.

 

La mediación, como método adecuado de resolución de conflictos, constituye claramente el acceso a la justicia que la sociedad necesita. Permite establecer un espacio de diálogo, autogestión y restauración saludable de las partes, debiendo ser un procedimiento contemplado, establecido y difundido por las políticas públicas de cada estado. La aplicación de una nueva modalidad remota, implica también un avance importante en ese camino.

En este contexto descripto, en la provincia de Santa Fe, a 10 años de la implementación de la Ley 13.151 de Mediación Prejudicial Obligatoria y sus decretos reglamentarios, había que repensar las modalidades de aplicación, pensando en lograr precisamente ese acceso a la justicia, ante una nueva realidad.

Así nace la Resolución 05/2020, de mayo del año 2020, de la Subsecretaría de Acceso a la Justicia de Santa Fe, dependiente del Poder Ejecutivo provincial, órbita en la cual funciona el órgano de aplicación de la normativa mencionada, la gestión de las mediaciones y la intervención de los mediadores y comediadores, a través de sorteos.

La resolución, nos habilita desde su dictado, a la realización de determinadas mediaciones a través de cualquier medio electrónico, videoconferencias que sea de transmisión de voz e imágenes. Aclaro que, en una mediación privada, siempre fue posible la utilización de la tecnología, porque no hay normativa al respecto, aunque sería interesante su regulación y reconocimiento.

Es decir, que la normativa provincial, sigue vigente en todas sus formas, pero se agrega la modalidad del uso de nuevas tecnologías para la realización de mediaciones, donde deban intervenir más de 5 personas, incluyendo al mediador, partes y letrados. En caso que ese número sea menor a 5 personas, la resolución sigue permitiendo la presencialidad, pero con un protocolo Covid, especial indicado en su texto. También permite la utilización de nuevas tecnologías en mediaciones donde debieran intervenir menos de 5 personas, pero en donde se quiera realizar el cambio de modalidad a la virtualidad, por supuesto, con determinadas indicaciones establecidas.

Se aclara que, a pesar de pertenecer a la órbita del poder ejecutivo, -por la normativa-, las mediaciones están sujetas a los plazos judiciales, por lo cual, dentro de una misma provincia, se comenzó a implementar la nueva modalidad, en aquellas ciudades donde se habían restablecido los plazos procesales. Las notificaciones se realizan de manera personal, por cédula judicial o por correo habilitado.

Para poder utilizar los medios tecnológicos, en primer lugar, se realiza la notificación de la fijación de fecha de reunión de mediación (que en nuestra provincia es de al menos dos oportunidades de reuniones). Se solicita siempre previo a la reunión, el consentimiento expreso de las partes, que lo transmiten a través de sus letrados patrocinantes, vía mail. También se envían escaneados los DNI de las partes para acreditar la identidad, agregando credenciales de letrados y poderes en caso de personas jurídicas, como así también datos de sus correos electrónicos y celulares. Luego son válidas las notificaciones realizadas vía mail. También se envía, para su aceptación el convenio de confidencialidad, en respeto a un principio fundamental de la mediación.

En la mayoría de las mediaciones realizadas de esta manera, se están utilizando plataformas disponibles o videollamadas a través del celular, dependiendo la disponibilidad de dispositivos electrónicos.

Las partes suelen concurrir al estudio jurídico de sus abogados y juntos, con distanciamiento y protocolo, se conectan a la mediación a través de medios tecnológicos. En otras ocasiones, las partes y letrados se conectan desde lugares diferentes.

Luego de finalizar la reunión, el mediador realiza el acta reunión, o bien acta final y acta acuerdo, como lo haría normalmente, sólo que, en esta oportunidad, la misma es enviada en borrador a los mails comunicados con anterioridad, para su aceptación de conformidad, y luego se remiten los archivos definitivos. Las mismas no son firmadas, pero al ser actos auténticos realizados por un mediador matriculado, dando fe de la ocurrencia de la reunión y asistencia de las partes, son plenamente válidas y en su caso habilitan la vía judicial, o permiten la ejecución del acuerdo o cobro de honorarios.

A través de esta modalidad se pudieron encontrar en este espacio virtual, personas que se encontraban en lugares muy lejanos y se conectaban a través de una videollamada, logrando acuerdos a modo de ejemplo, en casos donde niños, niñas o adolescentes podían restablecer el vínculo con sus padres o madres, entre otros.

Por ello, cuando la resolución menciona “la no presencialidad”, en realidad es una presencialidad en el espacio de la virtualidad, donde la parte efectivamente asiste, con patrocinio letrado, a través de la plataforma o videollamada, dialoga, construye alternativas, toma decisiones, gestionan sus emociones con la intervención del mediador, porque la distancia no impide sentir y transmitir a través de la pantalla, aunque no estén físicamente en un lugar. Incluso se han dado mediaciones, en que, por diversas circunstancias, se utiliza un sistema mixto donde puede conectarse alguna parte o letrado de manera virtual, mientras las demás se encuentran en la sala de reunión de mediación.

Durante el proceso de implementación de esta resolución, fueron surgiendo dudas sobre la práctica y la casuística, que se fueron resolviendo y construyendo a través de criterios de aplicación analizados por los colegios de abogados, instituciones formadoras y mediadores que trabajan incesantemente por vocación y profesionalidad.

La normativa sobre mediación debe ser construida de manera colectiva, por su esencia, sus fines y deben ser escuchados todos los operadores del sistema, porque tiene en miras la paz social.

          Aún falta perfeccionar, ampliar e incorporar algunos aspectos que serían importantes para la práctica del mediador y que sólo puede contemplarse cuando el sistema comienza a funcionar. Allí surgen nuevas situaciones y nuevas ideas para implementar.

El camino está iniciado en nuestra provincia, logrando que el ciudadano acceda a la justicia a través de la mediación, cuidando la seguridad y salud de las partes y mediadores.

Todo ello, fue posible por precursores como ODR Latinoamérica a cargo de su director Alberto Elisavetsky, que, desde hace años -sin que existiera una pandemia de por medio-, lograron pensar y proyectar la posibilidad de realizar una mediación a través de medios tecnológicos. También crearon un espacio virtual de gran importancia para la formación, capacitación, investigación, práctica profesional, interconexión, difusión, de estos métodos. Ese trabajo realizado fue necesario para que, ante la situación atravesada a nivel mundial, los funcionarios a través de políticas públicas, tuvieran acceso a la información necesaria para implementar nuevas formas de trabajo para la resolución de conflictos.

Es importante destacar que el uso de las nuevas tecnologías, además de cuidar nuestra salud y permitir el acceso a la justicia, es una gran oportunidad, impulsa una mejor gestión del tiempo, brindando celeridad, menores costos, comodidad, calidad, legitimación de los roles, dedicación especial y fundamentalmente, posibilitar el trabajo con las emociones de manera virtual, traspasando las pantallas, sin perder la esencia del hombre como ser social y emocional.

En este caso, la tecnología, puede brindarnos las herramientas necesarias para resolver los conflictos, acortando las distancias, posibilitando el diálogo tan vital para las sociedades, en reconstrucción de su propia existencia.

Texto Ponencia

Todos los derechos reservados | ODR Latinoamérica 2021

error: Content is protected !!